Inicio Política Valdés reconoció la grave crisis textil, que sigue empujada por las importaciones...

Valdés reconoció la grave crisis textil, que sigue empujada por las importaciones de Macri

115
0
Compartir

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, reconoció hoy públicamente la crisis de la industria textil en la provincia que comenzó a despedir trabajadores en 2018, afectada por las importaciones que habilitó el Gobierno de Mauricio Macri.

La crisis textil arrastra dos años y medio, desde enero de 2016, y durante todo ese tiempo el Gobierno de Corrientes, con Ricardo Colombi hasta diciembre de 2017, permaneció sin reconocer el problema ante los reclamos de los trabajadores. Ocho meses después, Valdés planteó el caso en una rueda de prensa que dio este miércoles, tras un acto oficial en la ciudad de Santa Lucía.

Valdés, un mandatario aliado de Cambiemos, admitió el fuerte impacto que las importaciones generan en las fábricas correntinas, después de dos años y medio de una fuerte crisis que atraviesan empresarios y trabajadores del sector.

“La industria textil está con dificultades. He planteado el tema en Buenos Aires. Sabemos que están buscando soluciones con la nueva incorporación del ministro de la Producción, Dante Sica, así que vamos a estar trayendo y acercando soluciones respecto del tema”, dijo Valdés.

El gobernador de Corrientes no dio detalles de las gestiones que dijo haber realizado ni cuáles serían las posibles soluciones, mientras que los representantes gremiales sostienen que no se avizora ninguna buena noticia porque el Gobierno de Macri se niega a bajar el nivel de importaciones.

La promesa del mandatario correntino no generó mayor expectativa en el sector industrial porque el equipo económico de Macri considera que la industria textil debería reconvertirse, lo que significa cerrar sus plantas y dedicarse a otra cosa. O bien, usar sus galpones para depósitos de importación. Por ello, sigue el temor a que se concreten cierres definitivos de fábricas y más despidos masivos en Corrientes.

De hecho, la fábrica Alpargatas, de Bella Vista, que produce hilos y telas, adelantará en los próximos días las vacaciones correspondientes a 2019 para sus trabajadores y empeora su situación económica y productiva por la caída de sus ventas.

En junio, Alpargatas despidió a 8 trabajadores y presentó un plan de retiro voluntario para aquellos que están en condiciones de jubilarse, sobre un total de 470 empleados. Pero ese ajuste no fue suficiente y ahora continúa con la mitad de sus máquinas paradas, mientras adelantará vacaciones y redujo de siete a cinco los días trabajados por semana.

Teninmbó, en Esquina, redujo a la mitad su planta de 80 empleados cuando en mayo pasado despidió a 40 obreros.

Las importaciones de productos textiles comenzaron a crecer con fuerza en enero de 2016 por decisión de Macri, con el supuesto de que, al ser más barato lo de afuera, iba a bajar la inflación. Pero los precios minoristas no bajaron y se encarecieron igual por las distintas devaluaciones del peso argentino frente al dólar.

Las importaciones son de Brasil, EE.UU, Canadá, China, Japón y otros países asiáticos; el 60 por ciento de los productos que se comercializan actualmente en Argentina, son de afuera y perjudican a la industria nacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here