Inicio Historia de Empedrado Gervasio Gómez

Gervasio Gómez

63
0
Compartir

Para los empedradeños la figura emblemática más importante, conjuntamente con la del jurista Lisandro Segovia y la del Gobernador Fernando Piragine Niveiro, es la del Educador Gervasio Gómez.

Este distinguido educador, funcionario, legislador y periodista, nació en Empedrado el 19 de junio de 1832.

La fama bien sentada de la Escuela del Convento de San Francisco dirigida por el prestigioso Fray José de la Quintana, lo arrancó de su pueblo natal, comenzada su edad escolar. En 1851 ingresó al Colegio Argentino. Por sus conocimientos matemáticos fue auxiliar del Ingeniero Nicolás Grondona. Como docente, se desempeño en el Colegio Argentino, donde en 1859 inauguró las clases de Gramática Castellana y Aritmética Razonada. En 1869 fundó el Colegio San Agustín.

Fue varias veces Diputado Provincial (en una de ella representó a Empedrado) además de Juez de Paz, miembro de concejos municipales, vocal del Honorable Consejo General de Educación y Senador Provincial.

En 1881 fue designado profesor del Colegio Nacional; en ese mismo año se le encargó que represente a la provincia en el “Congreso Pedagógico de la Exposición Nacional”

Entre sus escritos figuran obras de carácter didáctico como: “El nuevo Quiroz Reformado” para el castellano y “Arimética Práctica y Comercial” entre otros.

En 1912, al cumplir 80 años este destacado educacionista, toda la civilidad correntina, sin exclusiones le brindó su reconocimiento con: “El jubileo a Don Gervasio Gómez” durante el cual el Honorable Consejo General de Educación por Resolución del 18 de junio de 1912 establece en su Art. 3° “Designar a una de las escuelas de la Provincia con el nombre de Gervasio Gómez” designación que obviamente recae en la Escuela N°1 de Empedrado, hoy Escuela N° 43.

Finalmente el 10 de diciembre de 1912 dejó de existir en la ciudad de Corrientes sede de toda su actuación oficial, aunque familiarmente siempre estuvo vinculado a Empedrado, casado con Lorenza Chapo madre de cinco varones: Gustavo Solano, Ezequiel, Heraclio, Ramón Milciades y Diocles, vivían largas temporadas en su establecimiento ubicado en el paraje denominado Campo Grande.

Por: Don Juan Carlos Vallejos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here