Inicio Historia de Empedrado Carnavales de Empedrado

Carnavales de Empedrado

168
0
Compartir

Por Juan Carlos Vallejos.


La visión, más distante, que tengo de los carnavales empedradeños, se remontan a la década del 40 con los bailes en el recordado Club Empedradence entidad dedicada a las relaciones sociales y a la práctica del tenis en dos canchas; donde el Club ex alumno y Centro Juvenil Apolo, mas tarde, tendrían, sendas canchas de básquet, es de esa época la pista de baile, algunos la denominaban “rotonda” Exclusiva de la Institución estaba ubicada al lado del Hotel Rosario, era ovalada cerrada por un murito bajo, (que podrían servir de asiento) con cuatro accesos a la pista, dos en los extremos y dos por los costados, totalmente hecha en cemento, de igual material que las columnas de iluminación, de más o menos dos metros de alto terminadas en esferas de vidrio, esta construcción fue demolida recientemente, se necesitaba más lugar para completar las instalaciones en el Polideportivo Municipal.

En este Club, los bailes eran de disfraz y fantasía de los días Sábado, Domingo y Lunes, que culminaban con el Entierro del Carnaval, el martes a las 24 horas, con la quema de un Muñeco, al que llamaban Judas, vestido como un hombre con ropas de tamaño normal y relleno de bombas de estruendo que llegada la medianoche, con su estridencia y algarabía, daban por terminada la magia del Carnaval, comenzando el Miércoles de Cenizas, a partir de ese momento se termino el agua, el pomo, el lanza-perfume, la serpentina y el papel picado.

La ceniza de los fogones y la blanca harina de trigo, eran entonces los protagonistas obligados de ese nuevo ciclo que comenzaba.

Estamos evocando esas fiestas de la década del 40 y 50, antes de la “Era de las Comparsas” entre las instituciones de entonces  ademas de las ya citadas, estaba el Club Social San Martín, el Ateneo Pedro Ferre, el Centro Deportivo General San Martín, el Club Hércules, Club Tape Apo, Ademas del nivel institucional existían emprendimientos comerciales tales como: Hotel Continental, Argentina Bar, Pista Las Violetas, Pista La Empedradeña, Pista Rosados y la del Papa.

Llegado el carnaval, como no existía una Comisión Central que unifique los festejos, cada uno lo hacia a su manera, las reinas del Carnaval electas lo eran, únicamente de la institución o empresa que la eligiera, es decir no había una Reina del Carnaval Empedradeño.

Existieron algunas variantes en la década del 50, tales como:

1) En el CDGSM, a nivel institucional, en bailes denominados de Pre Carnaval se elegía la Reina de los Barrios, al efecto se dividía la planta urbana en cuatro barrios: Obras Sanitarias, Estación Ferro Carril, Plaza San Martín y Plaza 25 de Mayo, tomando como eje para esa división las calles Mitre y Roca; entre las cuatro Reinas del Barrio se elegía la Reina de Carnaval; La Coronación de la Reina electa se hacia en un Gran Baile de Gala.

En el ultimo día de carnaval también se instituyo el Desfile Infantil de Disfraz y Fantasía a las 19 horas, con interesantes premios.

2) En “La Empedradeña” y “La Violeta”, después de la elección de sus respectivas reinas, consagradas la ultima noche, recibían la visita de Reinas de localidades vecinas (San Lorenzo y Sombrero) a las que lógicamente se debía retribuir la cortesía de su visita, prolongando de ese modo la alegría carnavalesca (ventajas del marketing empresarial).

Los bailes de Disfraz y Fantasía , en las cuatro noches, el organizador se reservaba el derecho de admisión a las mascaritas, por lo general se dedicaba la quinta noche al baile de mamarracho, entraban todos solo se requería permiso policial y que abone la entrada, se honraba al espíritu del carnaval, donde una abuelita bulliciosa o una adolescente impaciente, bailando, tenia la oportunidad de hacer sus travesuras, conservar su incógnito y divertirse sanamente.

De los grupos de disfraz, hubo cientos y muy lindos, yo solamente voy a nombrar a las Mejicanas, un grupo de bellas niñas, se presentaron en el Club San Martín, con amplias y coloridas polleras, con anchotes y tradicionales sombreros cautivaron al público con su gracia y con la coreografía deplegada.

Los Zorros, un grupo de jóvenes, que sorprendió a los presentes en el viejo edificio del Ateneo Pedro Ferré, subiendo al círculo (con sobre nivel) del centro del patio, con las luces del patio apagadas hicieron una serie de disparos al aire, con armas autenticas y balas de fogueo.

Encendidas las luces, y … pasada la Sorpresa, el aplauso llegó abundante y sostenido, estaban ellos muy bien caracterizados, portaban espadas y látigos, eran todos jóvenes mayores de edad y asociados a la institución, estos émulos de Gay Williams, fueron: Tito Pellegrino, Colorado Paoletti, Bartolo Rasonglez, Ayis Jacobo, Pancho Acevedo.

El Carnaval comparsero. Las Actuaciones en Corrientes de Ará Berá y Copacabana genera en el interior provincial un tiempo nuevo en la celebración de los carnavales en el que el corso y las comparsas, paulatinamente, van reemplazando a los tradicionales bailes. Al principio eran baile con la presencia de las Comparsas, después ganaron cuerpo los Show de comparsa, en la actualidad las noches de corso se prolongan hasta la madrugada y ya no da lugar al baile de carnaval.

En casi todas la ciudades las comparsas juveniles, tienen un apéndice infantil, aquí en Empedrado, casi todas las comparsas infantiles tienen un apéndice juvenil donde como es lógico predominan los infantes de ahí lo de Capital del Carnaval Infantil.

Las comparsas pioneras fueron integradas por jóvenes: Ará Porá, Tape Apó y Arco Iris, quienes actuaban por la calle Bartolomé Mitre, entre Roca y Alvear. Las Infantiles surgen en 1975 Comparsa Panambí Berá. En 1976 participa y compite la comparsa “Maracaibo” y en 1992 actúan las solistas Ipanema.

Más adelante; surgen entre otras Las Perlitas, Itá Berá, Los Gatos Negros del General, Los Pericos, Siglo XXI, Zamba del Paraná, Baila Lucero y Coé Porá.

El esfuerzo sacrificado y constante de cada una de las agrupaciones complementado con un conveniente sostén municipal, muchas veces cuestinado, hicieron realidad esto que hoy disfrutamos como Carnaval Infantil.

Carlos Federico Ortiz que tuviera muy buen desempeño como Secretario Municipal de Turismo y en consecuencia Organizador del Corso Infantil, por medio de una escritura en su muro de facebook reclama como propio el nombre de Capital del Carnaval Infantil.

En la octava Disposición Transitoria de la Carta Orgánica Municipal del título XI expresa: El municipio declara a la Ciudad de Empedrado “Capital de los Carnavales Infantiles“, debiendo realizar las correspondientes gestiones ante la Legislatura Provincial para ser nombrada “Capital Provincial del Carnaval Infantil”.

Posteriormente en 2011 La Secretaria de Turismo de la Provincia Arq. Inés Presman comunica que el P.E. Provincial designó a Empedrado como Capital Provincial de los Carnavales Infantiles.

De acuerdo a los datos suministrados por la Secretaria de Turismo de la provincia 24.000 personas presenciaron en las cuatro noches de corso en la Capital Provincial del Carnaval Infantil (Diario El Libertador del 27-02-2012)

Por Juan Carlos Vallejos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here